Guadalajara de mi corazón.

23:11


¡Ya regrese!  Me fui de mini vacaciones a la bellísima ciudad de Guadalajara, ya que como mis lectores habituales saben, uno de mis grandes hobbies es viajar. La vida es demasiado corta como para no viajar… y uno debe siempre buscar nuevos destinos. Este año (ya que al fin soy una adulta con ingreso propio) me he dedicado a viajar mucho, tanto que mis amigos y conocidos dicen que tengo “pata de perro”.





Curiosamente… los boletos de avión los compre mucho antes de comprar los del DF, y sinceramente fue una compra impulsiva. Vi una especial de una aerolínea, tenía dinero y dije “Yolo, vámonos de viaje”. Acto seguido le hable a mi mamá por teléfono para avisarle que le había comprado boletos de avión para ir a Guadalajara… como regalo de cumpleaños.



Había dos razones principales (aparte de mi wanderlust) por las que quería visitar Guadalajara, la menos importante es que soy amante del arte sacro, y la más importante es que mi mamá nació en Guadalajara, pero por una serie de sucesos jamás había podido regresar. Creo que fue un lindo detalle facilitarle el viaje de regreso a su tierra.



Como íbamos pocos días no alcanzamos a hacer tantas cosas como queríamos, pero si visitamos varias iglesias (no es que sea especialmente creyente… pero como dije, me gusta el arte sacro), conocí Chapala, Ajijic, el rancho de Vicente Fernández, Tlaquepaque, Zapopan y a recorrer un poco la ciudad.  Aunque tengo que aceptar que me la pase comiendo... creo que subí de peso, ¡pero todo era tan delicioso! Carne en su jugo, cazuelas... mi instagram se volvio mas foodie-friendly estando en Guadalajara. 

Definitivamente quisiera volver, pero no el próximo año. Mis planes para el próximo año son Guanajuato, Comic Con y Nueva York. Pero ahora si, como dice mi abuela "dios mediante".



A lo que si no volvería… es al hotel donde me quede. Me lo habían recomendado, e iba con la idea de que sería un hotel modesto, pero no me esperaba con las condiciones en las que se encontraba el hotel. Es un edificio histórico (cuenta con 400 años de historia), lo cual es una lástima ya que no se le da el mantenimiento adecuado. Polvo por todos lados, puertas de llave antigua, cucarachas, no había refrigeración… mucho menos un refrigerador en la habitación, toallas percudidas, el elevador constantemente no era funcional. Tuve que salir a comprar un adaptador por que no podía conectar mi laptop a la corriente eléctrica.  Eso sí, el personal era sumamente amable.



Para más fotos visiten mi instagram http://instagram.com/madamvinushka

You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

Like us on Facebook

some_text

Instagram