Disneyland Trip 2013

22:39


Si hay un lugar en el mundo que define a mi pequeña familia y sus buenos recuerdos, es Disneyland. De pequeña mi madre me llevaba a Disneyland muy seguido, tal vez demasiado seguido, al punto de que pequeña pensaba que Disneyland era mi segundo hogar. Para mi Disneyland representa la magia de mi infancia y el amor de mi madre hacia mi, ya que muchos de nuestros más felices recuerdos fueron vividos en ese lugar. 

Como posiblemente notaron por el parrafo anterior, fui criada a base de cuentos, peliculas de Disney y mucho amor de parte de mi madre. Pero... siempre había querido ir a Disneyland con amigos, y al fin pude hacerlo.












En noviembre Allih llego de la nada y nos dijo "¡Vamos a Disneyland el próximo mes!", y como somos bien difíciles, respondimos "toma mi dinero" en coro. No importaba que estuviera gastada todavía de mi ida al concierto de Dir en Grey, yo tenia que regresar a la Motherland con amigos y hacer realidad mi sueño de la infancia. 




Un mes después, Ayriel, Ricardo, Sergio, Tania, Allih y yo nos encontrábamos en un camión, con manitas frías y esperando ansiosos llegar a Disneyland. Bueno, Tania no tanto, pero se le paso después de subir a Space Mountain y comer un churro de magia. Un churro con extra magia. 


Nos paso de todo, se nos perdieron amigos, Ayriel no soporto sus botas y termino comprando pantuflas, convertimos a Tania en una fan de Disneyland (el próximo reto es Magic Mountain), comprobamos que Sergio y Ricardo no aguantan la comida condimentada (a mi si me gusto mi cena, aunque acepto que no volvería a comer en Café Orleans), lloramos en Fantasmic como todos (si no lloras en Fantasmic no eres humano), vimos una pedida de mano que también nos hizo llorar, y algunos se empaparon en Splash Mountain, aunque afortunadamente me salve y solo me moje poquito las piernas. Y descubrimos que la adivina de la confitería de Disneyland que se llama Esmeralda tiene razón en todas sus predicciones. Tanto que no sabemos si estamos aterrados o encantados



Lo que jamas me habia pasado... ¡Me regañaron por medio del sistema de speakers de Disneyland por tomar fotos en el juego de los piratas del Caribe! Que pena...



Sobre las compras... la verdad no compre mucho, solamente un pack familiar de varios tipos de palomitas para mi madre, una taza de Alice in Wonderland, un Té de Wonderland que venia con una prensa francesa, un peluchito de Pooh (un must cada vez que voy a Disneyland) y la clásica diadema de orejitas.

Y claro, dure adolorida 3 días.  






You Might Also Like

4 comentarios

  1. Ö me encantó tu entrada, y por supuesto tu blog :)
    ya te sigo.. te invito a pasar por el mío:
    http://the-wonderlands-kary.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
  2. a mi me regañaron una vez por tomar fotos en The haunted mansion porque ahi si se ven los hilos colgando con el flash de la camara, pero no sabia que ya no dejaban en Piratas del caribe.

    Saluditos y que bueno que fuiste! yo tengo planes de ir este verano :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es algo así como en los museos, segun el flash a la larga decolora la pintura, o algo así me explico un amigo.

      ¡Muchas gracias y suerte en tu futuro viaje!

      Eliminar

Popular Posts

Like us on Facebook

some_text

Flickr Images